top of page

El caso de una historia economica del Valle de Rio Grande

Actualizado: 5 feb 2022


"Empowering Small Business" in Valley Entrepreneur Journal

Nunca pisas el mismo río dos veces, o eso dice el adagio. El cambio es constante. También lo han sido las fuerzas económicas que fluyen y refluyen, el choque de culturas y la confluencia de los sueños de las personas que, durante casi 300 años, han formado el Valle del Río Grande de Texas.

Sin embargo, los vallyitas no tienen una historia completa de los desarrollos económicos, políticos y sociales que nos dieron forma. Construir el mañana requiere comprender el ayer. Y, si bien como estudiantes de grado todos recibimos una gran dosis de historia estadounidense y de Texas, hay un tratamiento ligero de las influencias al sur del Río Grande, que por supuesto son considerables para nuestra región.

Una historia económica debe incluir: datos demográficos (por ejemplo, población, ingresos del hogar, nivel educativo); estadísticas de desempleo; medidas de inversión de capital (por ejemplo, depósitos bancarios, gastos de construcción); y otros indicadores de actividad económica. Sin embargo, los números no cuentan la historia completa. A lo largo de los años, he reunido algunos materiales básicos para el estudio independiente (¿se puede decir ratón de biblioteca?).

Primero, A Shared Experience: The History, Architecture, and Historic Designations of the Lower Rio Grande Heritage Corridor

A Shared Experience cover featuring map or Rio Grande River

es una buena introducción a la historia del Valle. En solo 62 páginas, puede viajar casi 500 años atrás hasta 1519, cuando Alonso Álvarez de Pineda trazó por primera vez un mapa de la costa del Golfo en busca del legendario Pasaje Suroeste hacia Oriente, una ruta de transporte estratégica para la nación que encontró el pasaje. Sin embargo, el Valle se exploró por primera vez al año siguiente cuando Diego de Camargo navegó río arriba a través del Río Grande antes de ser rechazado por los coahuiltecos. El intento posterior de Francisco Garay de colonizar el Valle en 1523 también fracasó cuando su expedición determinó que el Valle era insostenible para el asentamiento. Hemos tenido un comienzo lento.

Los primeros asentamientos europeos comenzaron en un intento de obstaculizar las incursiones en Texas por Rene Robert Cavalier, Sieur de la Salle. El es frances. Luego, José de Escandón dirigió una expedición al Seno Mexicano (que incluye el Valle) en 1747. Estableció las colonias de Camargo, Reynosa, Revilla y Mier. La civilización había llegado al Valle del Río Grande, aunque a Starbuck todavía le tomaría unos cientos de años más antes de abrir su primer bar. En los años posteriores, el Valle ha experimentado con su propia independencia (la República del Río Grande); se peleó por dónde se ubicaba la frontera internacional (las Nueces o el Río Grande); y fue testigo de guerras civiles en dos países. El Programa Bracero, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y ahora nuevamente la reforma migratoria han ido y venido de los titulares. Lo viejo es nuevo.

Para comprender mejor el comienzo de la cultura mexicoamericana, debemos adentrarnos en la época en la que todo comenzó con la colonización anglosajona de Texas y, finalmente, la Revolución de Texas (1835). Después de la guerra entre México y Estados Unidos, cuando se firmó el Tratado de Guadalupe Hidalgo, miles de personas tuvieron que elegir si quedarse donde la mayoría nació y se crió o seguiría a México, que ahora estaba al sur del Río Grande. Al elegir quedarse, este grupo de personas se convirtió en los primeros "inmigrantes" sin realmente mudarse de su país de origen. Este anunció el desarrollo económico mexicano-estadounidense en el Valle del Río Grande.


Book cover of Anglos and Mexicans by David Montejano

Otra fuente excelente es Anglos and Mexicans in the Making of Texas por el Dr. David Montejano. Montejano examina una colección de fuentes primarias como documentos, mapas y gráficos, lo que brinda una comprensión excepcional del período. Su homenaje a los sentimientos literales de la decisión de los nuevos inmigrantes de permanecer en la tierra que conocen sigue siendo objetivo. Montejano no elige un bando, sino que escribe sobre los dos lados y las relaciones entre las dos razas a medida que aprenden a asimilarse y convertirse en los primeros mexicoamericanos. ¿Los mexicanos se convertirán en miembros del grupo minoritario o se convertirán en parte de una cultura inmigrante? Montejano dice: "En la región de Texas-México, tal estructura de paz se caracterizó por dos aspectos principales: uno, la subordinación de los mexicanos a los anglos en asuntos de política y autoridad, y dos, el acomodo entre las élites nuevas y viejas". (Montejano, 34).

A principios del siglo XX, una migración a gran escala de agricultores del Medio Oeste al Valle del Río Grande, acompañada por un aumento creciente de la inmigración mexicana, condujo a un crecimiento demográfico espectacular en los condados del Valle. La parte baja del Valle del Río Grande se convirtió en una curiosa combinación urbana y rural en la década de 1940 con comunidades compuestas por hogares de agricultores y trabajadores, y las diversas tiendas, planes de procesamiento e industrias que los servían.


Book cover of Boss Rule in South Texas by Evan Anders

Una tercera lectura obligada es Boss Rule in South Texas: The Progressive Era de Even Anders, que habla del surgimiento del Valle como esa curiosa combinación urbana y rural. Con la finalización de la red ferroviaria en toda la región y la introducción del riego a gran escala, la economía y, posteriormente, la inmigración, se dispararon en el Valle durante las dos primeras décadas del siglo XX. La política de jefes, que centraliza característicamente la autoridad del gobierno al llenar las oficinas de la ciudad con aquellos que están dispuestos a seguir sus órdenes, fue "el producto inevitable del rápido y caótico proceso de urbanización".

Sin embargo, esta forma de gobierno fue duramente criticada con el surgimiento de la corriente nacional de la Era Progresista, cuyos reformadores denunciaron a los patrones como tiranos que monopolizaron el poder y manipularon a la gente. A pesar de estos llamamientos moralistas, la historia revela que estas máquinas políticas desempeñaron una variedad de funciones constructivas, incluido el bienestar social, particularmente para los inmigrantes, y el advenimiento del desarrollo económico en la región con privilegios municipales impuestos para las empresas, como más franquicias y menos burocracia.

A Heráclito (filósofo griego al azar) se le atribuye haber dicho que nunca pisas el mismo río dos veces. El cambio es universal, independientemente del lugar, independientemente del tiempo. Gestionar el futuro del Valle requiere que realmente conozcamos nuestro pasado.

Referencias

Anders, Evan M. Boss Rule in South Texas, The Progressive Era. Austin: University of Texas Press, 1982.

Montejano, David. Anglos and Mexicans in the Making of Texas, 1836-1986. Austin: University of Texas Press, 1987.

Moretti, Enrico. The New Geography of Jobs. New York City: Houghton Mifflin Harcourt, 2012.

Sanchez, Mario L. A Shared Experience, The History, Architecture and Historic Designations of the Lower Rio Grande Valley Heritage Corridor, 2nd Edition. Austin: Texas Historical Commission, 1994.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page